• La mayor parte de las gramáticas lingüísticas se limita a estudiar los niveles de expresión (sonido y forma) y el sentido de las oraciones.
  • Otras propiedades del discurso es su estilo, una noción notablemente difícil de definir.
  • Por ejemplo, la elección de cada determinada palabra en este caso puede depender del tipo de discurso. (Ej: noticia periodística, editorial, o propagando política)
  • O de la pertinencia del hablante o del escritor a un determinado grupo, de su posición u opinión particular del tema.
  • Para referirnos a las mismas personas, podemos utilizar ítems léxico diferentes.
  • Cuando estas variaciones ocurren en función del contexto  (hablante, perspectiva, auditorio, grupo, etc.) se dice que estamos frente a características del estilo del discurso.
  • Para describir los mismos sucesos pueden utilizarse variaciones en:
  1. La pronunciación
  2. La escritura
  3. Los elementos visuales
  4. Los gestos que acompañan al discurso
  5. El orden de las palabras
  6. El orden de las oraciones
  • Todas estas variaciones funcionales forman parte del estilo.
  • El estilo: es habitualmente una variación dependiente del contexto del nivel de expresión del discurso.
  • Los significados son los mismos sino no hablaríamos de una variante estilística del discurso, sino de un discurso diferente.
  • Existen variaciones estilísticas: se puede hablar de los mismos tópicos o sucesos (referentes) y hacerlo con distintos sentidos locales (detalles).
  • Ej: En el caso de la  información que brindan sobre el mismo hecho un diario serio y uno sensacionalista.
  • Dos noticias diferentes de un mismo periódico que se refieren a sucesos o tópicos distintos, no constituyen variantes de estilo.
  • El concepto de estilo suponen usualmente que al menos algo (el sentido, el tópico, los sucesos) permanece igual.
  • Podemos comparar como los discursos dicen lo mismo.
Anuncios